Las 13 cosas que un colombiano no puede negar

Las 13 cosas que un colombiano no puede negar

Te invitamos a que descubras con nosotros cuáles son esas 13 cosas que un colombiano no puede negar. ¡Estamos seguros de que te identificarás con alguna!

Si de algo estamos seguros, es que en ninguna otra parte pueden ser más originales y divertidos como en Colombia. Y sí, tenemos clarísimo que cada país y ciudad tiene sus propias costumbres y cultura, todos somos particulares para quienes no han crecido en nuestro entorno, pero el caso de los colombianos sí es uno de esos ejemplos memorables para todos los turistas que nos visitan.

Por más cosas negativas que nos identifiquen -y que ojalá podamos ir resolviendo entre todos, si es que de verdad tenemos sentido de pertenencia-, es bien sabido que son más los aspectos positivos por los que nos reconocen. Alguna vez escuché decir por ahí que “el único riesgo de venir a Colombia es querer quedarse”, y bueno, no es por ser ingenua o ilusa, pero es lo que nos han demostrado los forasteros que nos han conocido.

Los colombianos somos amables y creativos hasta para el tema gastronómico, sin contar con los hermosos paisajes que poseemos y los estupendos planes turísticos que pueden ofrecer nuestros pueblos y ciudades. Y bueno, podría seguir nombrando, pero no quiero alargar la introducción y la idea del post es que quien lo lea realmente se sienta colombiano y tenga la libertad de decir “sí, yo he hecho esto porque lo aprendí en casa”. Sí, sin pena alguna, ¡porque es que somos colombianos hasta el tuétano y es lindo reconocer que hay patrones que nos identifican!

Así, pues, que te dejamos con las siguientes situaciones que hemos pensado única y exclusivamente para ti, señor, joven o señora colombiana. Léelas con detenimiento, y por qué no, diviértete con ellas. Enséñaselas a tus amigos y allegados y mira si tienen alguna en común. Siéntete orgulloso de haber crecido en esta tierra y piensa en qué podrías hacer para que estas costumbres se sigan extendiendo por todas las generaciones venideras, pero eso sí, ojalá que con la diferencia de que ellos tengan la oportunidad de ver un país en paz.

1. Que ha cambiado la sopa del corrientazo por un huevo frito

cosas-colombiano-no-puede-negar-2

Creative Commons/ Juan Ignacio Curone

Para ser más específicos, hemos pedido que ese delicioso huevito vaya encima del arroz. Si bien hay personas que no se sienten bien alimentados si no se comen un gran plato de sopa, hay otras que no se sienten satisfechas si no degustan un huevo de yema blanda en su almuerzo.

2. Que ha armado una buena fiesta decembrina en el barrio

cosas-colombiano-no-puede-negar-8

Creative Commons/ La Ciudad Viva

¿Qué contiene esto? Cerrar la cuadra, sacar unos buenos bafles junto con su equipo de sonido, y poner música hasta el amanecer. Y lo mejor de todo es que la rumba no solo congrega a la familia del anfitrión, sino que casi todo el barrio termina participando en ella y la finaliza con un delicioso sancocho al otro día. ¡Salud!

3. Que ha hecho compras en “sanalejos” y demás puestos callejeros

cosas-colombiano-no-puede-negar-1

Creative Commons/ JAIME LONDOÑO

Especialmente si eres mujer, no puedes negar que esto es de lo más divertido que hay. Somos locas por ver qué cachivache o cualquier otra cosa novedosa se ajusta a nuestro gusto y podemos durar horas recorriendo el lugar. Esto aplica también para el famoso “Mercado de las Pulgas”, en donde encontramos  bambas, cinturones, accesorios para el pelo, etc.

4. Que se ha comprado un BonIce en el semáforo

cosas-colombiano-no-puede-negar-6

Creative Commons/ Manuela Sanchez

Y bueno, no necesariamente tiene que ser un BonIce. Hablamos de los extraños antojos que nos dan mientras estamos en un semáforo en rojo, así que acá también podemos destacar los quesadillos, los cuentos para colorear, empanadas, películas, maní salado, entre otros.

5. Que se ha gozado de principio a fin una chiva rumbera

cosas-colombiano-no-puede-negar-4

Creative Commosn/ Laura Olejua

Como hay que estar 100% dispuesto para la ocasión, esto incluye llevar una totuma miniatura colgada en el cuello para poder tomar aguardiente. Las chivas rumberas son muy comunes sobre todo en diciembre, pero hay otros que se animan bastante en cualquier otra época del año y las hacen fuera de este tiempo.

6. Que ha hecho paseo de olla al parque o a la orilla del río

cosas-colombiano-no-puede-negar-3

Creative Commons/ DIKRA MAH

Colombiano que se respete ha vivido esto, y por supuesto, es un recuerdo inolvidable y una experiencia bastante divertida. Las familias o amigos se ponen de acuerdo para pasar un día de sol en cualquier río o parque y llevan lo que conocemos como “fiambre”, es decir, el almuerzo. A veces hacen exquisitos sancochos o simplemente llevan la comida envuelta en hojas de plátano.

7. Que se ha montado en un bus pesebre

cosas-colombiano-no-puede-negar-5

Creative Commons/ Diana

Si no te suena casi, con mucho gusto te los describimos y sabrás de qué estamos hablando: los “buses pesebre” son esos a los que no les falta la imagen del Divino Niño, una bola de billar en la barra de cambios, sus pequeñas cortinas están tejidas con los colores de la bandera, entre otras particularidades que tiene su decoración. Como puedes ver, son buses 100% colombianos.

8. Que ha tomado aguadepanela con limón para curar una gripa

cosas-colombiano-no-puede-negar-7

Creative Commons/ Alpha

En este caso no hablaremos de tomar aguapanela acompañada de un buen pedazo de queso, sino de un poco de VapoRub para poder mejorar la congestión que produce la gripa. ¿Verdad que lo has hecho? Aún no tengo claro si esto sirve, pero es lo que las mamás recomiendan y con eso basta.

9. Que ha secado los tenis del colegio detrás de la nevera

cosas-colombiano-no-puede-negar-9

Creative Commons/ Humberto Alonzo Romero

Este lo hice más de una vez. ¡Qué angustia la que daba cuando eran las 7 p.m., los tenis estaban recién lavados y al otro día teníamos clase de Educación Física! La solución era ponerlos detrás de la nevera para que secaran más rápido, aunque el secador también nos salvó muchas veces.

10. Que ha canjeado con vendedores ambulantes

cosas-colombiano-no-puede-negar-16

Creative Commons/ Jose Rafael

Sí, con esos mismos que pasan por las casas gritando a todo pulmón a eso de las 10 a.m. ¿Verdad que se te hacen conocidos? Entre esas cosas que se han cambiado podemos destacar el oro por ollas o muñecos de peluche, entre otras, solo tú sabrás qué salió de ahí.

11. Que ha comido en la inauguración de algún asadero de pollos con orquesta incluida

cosas-colombiano-no-puede-negar-10

Creative Commons/ Paul McRae (Delta Niner)

Un buen pollo asado es infaltable en las familias colombianas, especialmente si hablamos de los domingos en donde nadie quiere cocinar y prefieren salir todos a comer juntos. Así, pues, que es muy probable que en algunas de estas salidas se haya coincidido con la inauguración de algún asadero de pollos, y estas, ¡sí que son particulares!

12. Que ha saludado diciéndole “vecino” a cualquier persona

cosas-colombiano-no-puede-negar-14

Creative Commons/ Luz Elena Sepúlveda G.

Y esta persona no necesariamente tiene que vivir cerca a él, simple y sencillamente es una expresión gentil para referirse a los demás. De hecho la gente la utiliza bastante cuando interactúa con otros en las tiendas de barrio, supermercados o en cualquier otra compra callejera.

13. Que ha pedido ñapa de fruta en la tienda de mercado

cosas-colombiano-no-puede-negar-13

Creative Commons/ Ministerio de Agricultura

Esta costumbre está tan arraigada en las tiendas o mercados de barrio, que ya hasta la dan sin que tú se las tengas que pedir. A mí me llegaron a dar uvas como ñapa, aunque también algunas veces hubo mandarinas y hasta naranjitas. ¡Qué suerte!