7 platos muy extraños en Colombia

7 platos muy extraños en Colombia

Si eres de los que se atreve a probar cualquier tipo de comida, este es el post para ti. Te presentamos los 7 platos más extraños de Colombia.

Como sabemos, hay gente con gustos diferentes. Y más que gustos, también hay que tener en cuenta las costumbres y tradiciones que tiene cada región, y la gastronomía, sí que dice demasiado de la cultura de un lugar. Lo que para unos puede ser desagradable, para otro resulta ser su pan de cada día y viceversa. Por ello, hay que ser respetuosos y estar siempre pendientes de no herir susceptibilidades así determinado sabor, color u olor, no se encuentre al alcance de lo que estamos acostumbrados a consumir.

Precisamente de eso se trata este post. De la diversidad gastronómica que hay en Colombia. A pesar de que haya formas comunes de alimentarnos cada región tiene su particularidad, y ante esto, ¿por qué negarnos a probar algo diferente? ¡No hay nada mejor que abrirnos a nuevas cosas y que nuestro paladar experimente otro tipo de sabores!

Así, pues, que presta atención a lo que viene a continuación:

Chigüiro: ¡exótico y delicioso!

platos-extranos-colombia-5

Creative Commons/ Michael Saffle

Sin lugar a dudas, la carne de este animal es una de las preferidas en la región de los Llanos Orientales, así no todos tengan la valentía de comerla. Prepararlo no es para nada arduo, pues solo se necesita sal para condimentar la carne, y cuando se encuentre en el asador, es cuestión de rociarle cerveza para evitar que se seque.

¡Atrévete a degustar la diversidad de un plato de armadillo!

platos-extranos-colombia-6

Creative Commons/ Alexsandra Romio

Este animal es la fiel materialización de la palabra variedad, empezando por su sabor: en tan solo un trozo de su carne, puede sentirse la sustancia del cerdo, pollo o pavo. Hay quienes optan por consumirlo asado con caparazón incluido, frito para simular la textura del chicharrón, o como un sancocho acompañado de yuca, plátano y papa. ¿Te suena probarlo?

Mojojoy: ¡la prueba de que los retos sí existen!

platos-extranos-colombia-1

Creative Commons/ Coqui

Aunque bueno, para los habitantes del Amazonas este peculiar plato no representa un reto. ¿En qué consiste? Es un pequeño gusano o larva que puede consumirse crudo, frito o a la plancha. Creeríamos que las dos últimas opciones serían aptas para nosotros los principiantes. ¡No te cierres! Dice que tiene buen sabor y que resulta bastante atractivo para el turista.

El Cuy, otro roedor muy apetecido

platos-extranos-colombia-4

Creative Commons/ Tiiareh Luevano

Se consume asado, y como muchos ya lo saben, es el plato más tradicional del departamento de Nariño. Lo que tranquiliza es que este animal tiene una dieta de pasto y cereal, así que no representa ningún peligro para el hombre. Y además de condimentarse con sal, comino y ajo, es atravesado por una vara de cabeza a cola y se asa hasta que la carne esté tierna por dentro y tostada por fuera.

Hormigas culonas

platos-extranos-colombia-2

Creative Commons/ Zabrina Molina

Para los colombianos ya no resulta novedoso este plato, pero para los extranjeros es toda una maravilla. Muchos ya sabemos que proviene de Santander, se tuesta y se sazona con sal para que impacte el paladar de todo aquel que quiera consumirlo. La verdad es que a nosotros nos parece que su sabor es similar al del maíz tostado. ¿Y a ti?

¿Quién no ha comido gelatina de pata?

platos-extranos-colombia-3

Creative Commons/ Blas Tovar

Este rico manjar proviene del Valle del Cauca y de la pata de res, luego de que pasa por un rato largo de cocción. Se le adiciona canela, panela y vainilla, se bate y se deja cuajar. Cuando lo ves jamás se te pasaría por la cabeza su origen, así que es mejor no comentarlo con los escrupulosos.

No dejes de probar el guiso de hicotea o de tortuga

platos-extranos-colombia-7

Creative Commons/ rancho316

Lo más lamentable de este plato es que su protagonista es la tortuga de ciénaga, una especie que se encuentra en vía de extinción. Se suele consumir durante la Semana Santa por los oriundos de la Costa Atlántica, y es preparada con cebolla, tomate y leche de coco. ¡Es realmente delicioso, nos consta!